Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Información a diario

latest

Elisa Carrió criticó ajustes de Macri

Sin pelos en la lengua. Fiel a su estilo, Elisa "Lilita" Carrió volvió a cuestionar a su aliado, el presidente Mauricio Macri. E...

Sin pelos en la lengua. Fiel a su estilo, Elisa "Lilita" Carrió volvió a cuestionar a su aliado, el presidente Mauricio Macri. En una catarata furiosa de tuits, la fundadora de Cambiemos rechazó los aumentos en servicios públicos que el Poder Ejecutivo tiene previsto anunciar en los próximos días.

"No comparto los ajustes brutales", "no se puede ahogar a la sociedad que apoyó el cambio" e "hice todo para pararlo pero no pude" son algunas de las frases que escribió la diputada nacional para criticar las subas en agua, transporte y gas en medio de un contexto de alta inflación.

No es la primera vez que "Lilita" embiste contra el gobierno nacional del que dice formar parte. El fin de semana, en una entrevista televisiva, cuestionó las supuestas intromisiones del Poder Ejecutivo en la Justicia federal. Tiempo atrás también había sido muy dura cuando el oficialismo eliminó las retenciones a la minería.

Hasta ahora el jefe de Estado evitó polemizar con Carrió en público. Es más, suele reivindicar la buena sintonía que primó entre ellos en los últimos meses y los contactos telefónicos que mantienen a diario. Este miércoles, Macri tiene previsto viajar a los Estados Unidos para participar de la cumbre de seguridad nuclear. Y el viernes tendrá su primer encuentro oficial con el presidente de China, Xi Jinping.


 CÓMO SERÁN LOS AJUSTES?
El gobierno nacional prepara un nuevo combo de ajustes tarifarios que impactarán de lleno en el bolsillo de los usuarios de la Capital Federal y el conurbano bonaerense. A partir del mes de abril, los principales servicios públicos, como agua, transporte, gas y teléfono tendrán aumentos que alcanzarán el 500 por ciento.

Para que el impacto sea menos duro, las autoridades del Poder Ejecutivo ponen a punto la segmentación de una tarifa social para los sectores de ingresos bajos, tal como se hizo con el servicio de luz.

En lo que respecta al agua, los aumentos arrancarán desde el 300% y llegarán aproximadamente al 500 por ciento. Por ejemplo, una factura que hoy se paga a $90 pasará a tener un valor de 500 pesos.

El ajuste se trata de un pedido antiguo de la empresa estatal AySA. La última vez que se retocó el precio del servicio fue en 2014, cuando el gobierno de Cristina Kirchner dispuso una suba de400% de las tarifas en tramos. Aun con esa actualización, AySA continuó percibiendo subsidios.

En el caso del gas, las compañías distribuidoras sostienen que el ajuste promedio rondará el 300% y que también sería anunciado este viernes.

Eso no es todo. Los boletos de colectivos se habrán encarecido desde el viernes un 70%, y pasarán a tener una tarifa mínima de 3,50 a 6 pesos, según publicó hoy el diario La Nación. De esta manera, el precio se acercará a lo que se paga por trasladarse en subte en la Ciudad de Buenos Aires, donde también se espera un aumento similar.

También en el transporte habrá una tarifa social destinada para la población con escasos recursos económicos. Se especula que estaría incluso fijada incluso en monto de $2,7, un valor que está por debajo del boleto actual.


Los boletos de los trenes del área metropolitana pasarán a costar de los actuales $2 a un mínimo de 5 pesos. La suba, por lo tanto, llegará al 150 por ciento.

El valor de los pasajes de colectivos y trenes está frizado desde hace dos años por Cristina Kirchner y, en promedio, están un 45% por debajo de lo que se cobra en América Latina. El kirchnerismo siempre argumentó que esas tarifas relativamente bajas era una forma de incentivar y cuidar el consumo popular.

Para justificar el ajuste, el Gobierno se valdrá de la viejas quejas que levanta el interior del país contra la política de subsidios aplicada en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Es que las provincias, sin el auxilio de Nación, hace rato cobran servicios públicos más caros que lo que pagan los vecinos del Río de la Plata. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, tiene un cuadro comparativo en el que expone, por ejemplo, que Bahía Blanca el boleto de colectivo cuesta $9, casi el triple de lo que vale en la zona metropolitana.

El paquete de medidas de abril tiene el doble objetivo. Por un lado, que "lo peor" en materia de ajuste e inflación se concentre en abril, como forma de que haya una paulatina desaceleración de precios en los próximos meses. Por el otro, reducir el déficit fiscal que el kirchnerismo dejó en un orden superior al 5 por ciento del PBI.
Para justificar el ajuste, el Gobierno se valdrá de la viejas quejas que levanta el interior del país contra la política de subsidios aplicada en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Es que las provincias, sin el auxilio de Nación, hace rato cobran servicios públicos más caros que lo que pagan los vecinos del Río de la Plata. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, tiene un cuadro comparativo en el que expone, por ejemplo, que Bahía Blanca el boleto de colectivo cuesta $9, casi el triple de lo que vale en la zona metropolitana.

Por último, otro de los aumentos que se vienen es el aumento de la telefonía fija. Según trascendió, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) recibió esta semana el aviso formal de Telefónica y Telecom para subir el servicio de $13,28 más IVA, a $38 mensuales.

publicidad nacional e internacional desde 5 dólares ↓