Nueva York no reportó el 50% de las muertes por COVID-19 en asilos: informe de fiscal general Fuente: The Epoch Times en español

 POR JACK PHILLIPS

 Fuente: The Epoch Times en español



Las autoridades sanitarias del estado de Nueva York no reportaron todas las muertes en asilos de ancianos relacionadas con el COVID-19 hasta en un 50% en algunos lugares, según un informe publicado por la fiscal general Letitia James.


El informe de 76 páginas (pdf), publicado el jueves, es el resultado de una investigación realizada por la oficina de James sobre las denuncias de negligencia hacia los pacientes y otras conductas que supuestamente provocaron la muerte de residentes y empleados de los asilos de ancianos.


“A medida que la pandemia y nuestras investigaciones continúan, es imperativo que entendamos por qué los residentes de los hogares de ancianos en Nueva York sufrieron innecesariamente a un ritmo tan alarmante”, dijo James en un comunicado de prensa. “Aunque no podemos recuperar a las personas que perdimos por esta crisis, este informe pretende ofrecer la transparencia que el público merece y estimular una mayor acción para proteger a nuestros residentes más vulnerables”.


Las muertes en residencias de ancianos han sido un punto álgido para las críticas contra el gobernador demócrata Andrew Cuomo que ha rechazado repetidamente las afirmaciones de que jugó algún papel en las muertes en los asilos. El informe seguramente desencadenará un mayor debate sobre las políticas de Cuomo sobre el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y sobre la forma en que manejó los hogares de ancianos durante la pandemia.


James dijo que la política de Cuomo de ordenar que los pacientes que se recuperaban de la enfermedad fueran enviados a residencias de ancianos para liberar espacio en las camas de los hospitales podría haber provocado más muertes. Cuomo —que ha elogiado la respuesta de su administración a la pandemia— ha rechazado a menudo la idea de que esta política específica haya provocado un aumento de las muertes.



El año pasado, el gobierno de Cuomo negó rotundamente las acusaciones: “Las políticas de admisión a los asilos no fueron un factor significativo en las muertes en los geriátricos. Y los datos sugieren que la calidad de los asilos no es un factor de mortalidad por COVID”.


En cuanto a la política, la portavoz de Cuomo dijo el año pasado que “fue un descubrimiento en ese momento que la población de las residencias de ancianos era muy vulnerable… Había más camas. Así que dijimos que por exceso de precaución debían dar negativo en las pruebas antes de ser dados de alta”.


El Epoch Times se ha puesto en contacto con la Administración de Cuomo para pedirle comentarios sobre el informe de James.



La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, habla en una conferencia de prensa sobre la investigación en curso de la muerte de Daniel Prude el 20 de septiembre de 2020 en Rochester, Nueva York. (Joshua Rashaad McFadden/Getty Images)

“Las directrices del gobierno que exigen la admisión de pacientes con COVID-19 en los asilos de ancianos pueden haber puesto a los residentes en mayor riesgo en algunas instalaciones y pueden haber oscurecido los datos disponibles para evaluar ese riesgo”, señaló el informe de James.


En un ejemplo, un centro no identificado informó al Departamento de Salud del estado de 11 muertes confirmadas y presuntas que se produjeron en el centro. Sin embargo, la encuesta realizada por la fiscal general en el centro descubrió que se habían producido 40 muertes, 13 de ellas en el hospital y 27 en la residencia de ancianos.


“Los datos preliminares obtenidos por [la oficina de James] sugieren que muchos residentes [del hogar de ancianos] murieron de COVID-19 en los hospitales después de haber sido trasladados desde sus asilos”, decía el informe.


A principios de marzo de 2020, su oficina comenzó a recibir quejas de negligencia relacionada con el virus del PCCh, según el informe. En abril, puso en marcha una línea telefónica para recibir quejas sobre presuntos abusos y negligencias en las residencias, y señaló que se presentaron unas 770 quejas hasta principios de agosto y otras 179 hasta el 16 de noviembre.


La oficina de Cuomo recibió a principios de este mes críticas por no hacer públicos los datos sobre el número total de residentes de asilos que murieron a causa del virus durante otros dos meses. “El estado está dando largas, simple y llanamente”, dijo Bill Hammond, del Empire Center, en un comunicado.


De acuerdo con los datos del estado hasta esta semana, aproximadamente el 70% de las 35,000 muertes del estado de Nueva York por el virus del PCCh se produjeron entre personas de 70 años o más.


Por otra parte, el miércoles, Cuomo escribió en Twitter que “a los residentes de TODOS los hogares de ancianos que participan en el programa se les ha ofrecido la vacuna”, y añadió que “el 72 por ciento de los residentes de hogares de ancianos han sido vacunados hasta la fecha”.



¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad. Fuente: The Epoch Times en español