Principales líderes globales debatieron “el gran reinicio”

 Es el comienzo de una crisis inducida a escala global?

Great Reset: el GRAN REINICIO


Con la advertencia de que “la pandemia está lejos de haber terminado”, el presidente de China, Xi Jinping, fue uno de los participantes más destacados en la inauguración del tradicional Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) que cada año se celebra en Davos, Suiza, y que en su edición 2021 se realiza, por primera vez, de manera virtual.


La convocatoria de este año -que se hizo con el lema de “El gran reinicio”-, girará en torno de los riesgos globales, con especial foco en la evolución de la pandemia generada por el Covid-19.

Más de 1500 líderes empresariales, gubernamentales y de la sociedad civil de más de 70 países participaron de las reuniones virtuales que tendrán lugar entre hace dos días y este viernes, con la idea de que los debates que surjan durante esta semana sirvan como insumo para los grupos de trabajo sobre temas globales que se abordarán durante la Reunión Anual Especial, programada en Singapur, de modo presencial, entre el 25 y el 28 de mayo.


Cambio climático y Covid

El presidente de China pidió un mayor esfuerzo mundial en la lucha contra una crisis de salud pública sin precedentes y un compromiso renovado con la cooperación multilateral. “La pandemia está lejos de haber terminado y el reciente resurgimiento de los casos nos recuerda que debemos seguir luchando”, dijo Xi.


“Debemos mantener el compromiso de mantenernos al día en lugar de rechazar el cambio. Ahora es el momento de un gran desarrollo y una gran transformación”, añadió y se refirió a varios objetivos necesarios para construir un futuro mejor, como “la necesidad de trabajar juntos para lograr un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo, para cerrar la brecha entre los países en desarrollo y los desarrollados como requisito previo para la prosperidad mundial, y para fortalecer la cooperación mundial para hacer frente a los grandes desafíos comunes”, entre los que citó al Covid-19 y al cambio climático.


“Se nos ha demostrado una y otra vez que mendigar al vecino, ir en solitario y caer en un aislamiento arrogante siempre fracasa. Unamos nuestras manos y dejemos que el multilateralismo ilumine nuestro camino hacia una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”, dijo.



Fernández como Presidente es parte o sirviente de las élites globales ?

Hay que vincular el multilateralismo con la multisolidaridad

Alberto Fernández

En su debut en el Foro Económico de Davos (WEF por sus siglas en inglés), Alberto Fernández se mostró cómodo y sonriente. Entre guiños para los anfitriones y elogios para el FMI -de modo especial para Kristalina Georgieva-, el Presidente habló de la “recuperación notable” de la economía, de la necesidad de dejar atrás el “capitalismo infeliz” y de tener al sector privado como “un socio esencial para afrontar las reformas que permitan la escalada productiva y tecnológica de la Argentina”.

A lo largo de su discurso –que duró alrededor de 15 minutos- Fernández esbozó la filosofía que rige su gestión, como cuando explicó que vivimos un tiempo en el que se ponen a prueba todos los paradigmas y que “el imperativo moral que se impone es poner nuestra prioridad en los últimos, en los descartados, en los invisibilizados, en los más vulnerables”.


El Papa bien cerca o disparador de posturas Great Reset ?

Más allá de la referencia concreta al Papa Francisco –“la economía debe recuperar el sentido ético que ha perdido. Nuestro querido Papa Francisco, lanzó el año pasado una convocatoria universal a pensar otro modo de hacer economía. Coordinó ese encuentro mundial en Asís, en Italia, el economista Luigino Bruni, que acaba de publicar un libro titulado Capitalismo Infeliz. Ese título, Capitalismo infeliz, me parece una magnífica definición de lo que debemos dejar atrás”, comentó-, en las definiciones del Presidente estaban las huellas de Gustavo Beliz.

Tal como el Secretario de Asuntos Estratégicos había hecho durante la apertura del Seminario por los 42 años del CARI, en octubre, Fernández se refirió a la necesidad de vincular el multilateralismo con un concepto de multisolidaridad, que involucre a estados, empresas y también a trabajadores.

“La articulación y los consensos público privados exigen la apertura a un espacio de diálogo y trabajo plural en Argentina, que tendrá como misión generar las condiciones para la construcción de una visión común de país”, dijo antes de comentar que por esa razón decidió iniciar “prontamente” un Consejo Económico y Social para el Desarrollo, para el que “convocará, en sentido amplio y permanente, a todos los actores del país a consolidar rumbos previsibles de mediano y largo plazo” ya que su compromiso con la inversión, la producción y el trabajo es “absoluto”.

Vida y economía pero las mineras destruyen glaciares

La opción no es la vida o la economía, sino la vida con más y mejor economía. Nuestro sector industrial viene teniendo una recuperación notable. En noviembre pasado, la economía había alcanzado el 87% de la producción perdida por la pandemia. En la industria ya registramos 4500 puestos de trabajo que antes de la pandemia no existían. Llevamos cinco meses seguidos de recuperación del empleo industrial.
Argentina pretende demostrar que es posible conciliar políticas económicas que fomenten inversiones del sector privado y que al mismo tiempo se proteja a los sectores más vulnerables. Incentivar la inversión en la economía real es un paso fundamental para fomentar y fortalecer el proceso de crecimiento y desarrollo del país.

Sabemos y comprendemos que para poder invertir hace falta financiamiento y previsibilidad. Estamos comprometidos en avanzar en el camino hacia una recuperación sostenible y alineada con objetivos climáticos acordados en el acuerdo de París. Estamos seguros, el desarrollo del futuro será verde o no va a ser.

Como Presidente Pro Tempore del Mercosur me encuentro comprometido a impulsar junto a Brasil, Paraguay, Uruguay y los estados asociados, una agenda que promueva una integración más profunda e innovadora con el resto de América, con Europa y también con Asia.

Lejos de toda seriedad el gobierno de Fernández propicia las empresas mineras operando en áreas glaciares y periglaciares y muchas preguntas tales como ¿por qué el ciclo hídrico de San Juan y otras provincias andinas está perjudicado? o por qué las napas freáticas descendieron hacia incluso en el este de la Argentina?

Debe ser la glacialización? Quizá sí! que el curso natural de las aguas no desciende porque no se puede convertir en hielo y entonces utilizan al pie de la cordillera millones de litros de agua las empresas mineras causando gran perjuicio al ambiente!!

El impacto del capitalismo amiguista con la minería

Se quiere practicar el Great Reset cuando ni siquiera el capitalismo argentino está desarrollado ya que es el modelo mercantilista del Gobierno y el favoritismo siempre POPULISTA como el vergonzoso caso de Fromosa.

En esta suerte de capitalismo extremadamente primario, aún más libre en practicado por los británico en el siglo 17, repleto de cepos, con restricciones en la confianza o producto de ello por la economía Nacional; resulta ambiguo, idiota, o dañino plantear una suerte de propaganda pseudo-social al nuevo capitalismo que quiere implantar el Papa y las oligarquías cibertenientes junto a las globalistas financieras, que propiciaron la burbuja y sus propios rescates bancarios del año 2008.

Perdón ¿es la misma oligarquía globalista financiera que quiere titar abajo el propio sistema que ellos inventaron?

Fernández habla de unir fuerzas...

Ahora que está Biden y que probablemente Bolsonaro (en cuanto hayan elecciones deba irse a casa)?

Ha llegado el momento de unir fuerzas para abordar los problemas endémicos que desde hace años arrastra nuestro mundo: deuda soberana insostenible, pobreza extrema, acceso al agua, igualdad de género, desastres naturales, cambio climático y también corrupción. Al mismo tiempo, debemos impulsar una agenda de temas de vanguardia, propios del siglo XXI, el futuro de la educación y el trabajo, la telemedicina, las cadenas productivas 4.0, la inclusión digital, el definitivo empoderamiento de las mujeres y por supuesto la infraestructura verde.

 

Criptomonedas en el Foro de Davos ¿su roll?

Un capítulo dedicado al futuro de las criptomonedas, sin ser catastrófico, si es de los bancos centrales, la libertad humana está en juego!

Restablecimiento de monedas digitales
Fue el nombre que se les dio a las sesiones especiales de hoy y el jueves respecto a las criptomonedas. Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra (BoE) participa junto al CEO de Western Union Hikmet Ersek y otros tres oradores participan de la primera conferencia.

"El COVID-19 ha acelerado el cambio a largo plazo del efectivo. Mientras tanto, las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) están surgiendo, potencialmente transformando la forma en que las personas usan el dinero en todo el mundo", reza la presentación de ambos eventos.


No se habló de criptomonedas reales

Si bien se considera la ilegalidad de los medios económicos como Bitcoin, Ethereum y otras, como el principio de ciber-delincuencia (por no tener regulaciones oficiales) claro está que no quieren dejar que el mercado de intercambio por medio de las criptodivisas se de forma natural, sino que quieren llevarse los gobiernos ese dinero que anda por la red...

Pero tengo peores noticias, así como las soberanías y los planteos de legitimidad sobre algún territorio independentista existe; ahora el trasfondo es que toda clase de soberanía aunque mínima sea, deba combatirse y deteriorar los estados nacionales a fin de instaurar, cuando menos, un estado financiero que sirva a los títeres actuales y los pícaros de siempre en las finanzas para regir nuestras vidas, cuando esos gobiernos no puedan controlar a sus masas.

Por tanto las criptomonedas, de ejecutarlas los Bancos Centrales, no es para competir en el mercado, seguro, las criptomonedas oficiales se preciarán de romper a las privadas: Ese es el plan!