Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Información a diario

latest

Suma denuncias para ser intervenida Formosa pero el PJ apoya a insfrán

 El PJ Argentino está cegado en apoyar a Insfrán pese a los últimos intentos de todos los sectores sociales, políticos y de derechos humanos...

 El PJ Argentino está cegado en apoyar a Insfrán pese a los últimos intentos de todos los sectores sociales, políticos y de derechos humanos de acabar con este fiasco de tiranías FASCISTA en Formosa.

INFRAN SIGUE FACHO

La situación de los aislados por COVID en la provincia de Formosa, la provincia gobernada desde hace 25 años por el peronista Gildo Insfrán. ha desatado una sucesión de denuncias, presentadas desde a la Justicia provincial, la Federal y hasta la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).



El hilo en común de las denuncias es la acusación al gobierno provincial de propiciar confinamientos compulsivos de los vecinos y falta de atención en esos centros. Una de las últimas presentaciones la hizo Juan Sebastián Montoya ante la Justicia Federal de Formosa. El abogado trabaja en tándem con otros colegas, para monitorear la situación general.


La polémica también adquiere cada vez más voltaje político y este lunes, desde Juntos por el Cambio expresaron su "preocupación por la violación de libertades y derechos en Formosa". Fue a través de un comunicado, tras una nueva reunión de la mesa nacional. Diputados de este espacio habían ya acudido a la CIDH para denunciar el tema.


La respuesta del gobernador, que cuenta con el apoyo del presidente Alberto Fernández y del Partido Justicialista, es contrarrestar los números sanitarios de la provincia: el distrito apenas supera los 1.000 contagios oficiales desde que se detectó el coronavirus en el país. Lo mismo que tiene la Ciudad en un día.


Actualmente, se estima que en Formosa hay 100 centros de aislamiento que albergan a unas 3.000 personas: 600 son casos activos de COVID; 1.300 personas están aisladas "por contactos estrechos", y entre 800 y 1.000 personas que fueron aisladas preventivamente, por ser "casos sospechosos".


“Van, los buscan y los meten a esos centros. Entran de madrugada a las casas, sin orden judicial y los llevan allí, de modo compulsivo, sin el consentimiento de la gente”, denunció a Clarín el abogado Montoya.


Los centros se montan en escuelas, albergues, hoteles y clubes deportivos provinciales. “Están militarizados, custodiados y regenteados por la policía provincial. A la noche para dormir, las habitaciones son cerradas con llave y en algunos lugares, hasta con candados. Y si quieren ir al baño, se los permite por 15 minutos y deben volver a su lugar. Eso funciona como una cárcel”, denunció el letrado patrocinante de los aislados.


En la denuncia penal efectuada por Montoya se acusa al gobernador Insfrán y al ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge González, y al jefe de la policía provincial, comisario Walter René Arroyo, por los delitos de "abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionarios públicos, privación ilegítima de la libertad, vejaciones y otros delitos de violación del orden constitucional".


Además, se han presentado habeas corpus colectivos por parte del senador radical Luis Naidenoff y, según adelantó La Nación, el diputado nacional de la UCR Mario Arce amplió su presentación ante la Justicia Federal por supuestas violaciones de derechos humanos y desobediencia judicial en el centro de alojamiento preventivo que funciona en el Estadio Cincuentenario.


Además, según precisó el mismo diario, el concejal Miguel Montoya hará una ampliación a la denuncia presentada contra Insfrán por las características de los aislamientos. Prevé incorporar al expediente la detención de la concejala Gabriela Neme, estuvo demorada unas horas junto a la también legisladora Cecilia Ruiz Díaz por participar de una protesta en la puerta de un centro de aislamiento.




Médico en huelga de hambre

Otro caso que trascendió es el del médico Héctor López Cano (Matrícula 1288), quien lleva a cabo una huelga de hambre al continuar privado de su libertad, tras haberse realizado tres hisopados, todos con resultados negativos.


López Cano, quien se desempeña como médico en el Hospital Central, había viajado a Corrientes para visitar a su familia. Al regresar le computaron los días de cuarentena como de vacaciones: “Estoy alojado en el hotel desde el domingo 17, considero que con tres hisopados negativo ya puedo ir a seguir la cuarentena en mi casa”, dijo por Radio Uno.


“Hablé con Mario Romero Bruno, que es director del Hospital Central y está en la mesa del Covid, quien directamente me dijo que no puedo hacer la cuarentena en mi casa y que me va a venir bien la huelga de hambre porque soy una persona con sobrepeso”, relató el médico, quien aseguró que la situación a la que está expuesta es una “detención forzada” ya que tiene hisopados negativos y está en condiciones de ir a su domicilio.


En contrapartida, el ministro de Gobierno, González, rechazó las acusaciones y denuncias de la oposición y de la ONG Amnistía Internacional por violación a los derechos humanos en centros de aislamiento a pacientes con coronavirus en la provincia.


En diálogo con la radio AM750, González aseguró que “las denuncias por violación a los derechos humanos son una estrategia electoral”, y consideró que “el festival de acusaciones permite demostrar en el ámbito de la Justicia todas las pruebas que indican que las denuncias no tienen asidero”.


González defendió el manejo de la pandemia y detalló que Formosa tiene 1.089 contagios de coronavirus desde que se desató la pandemia en marzo pasado y apenas nueve personas fallecidas. 


“Lo que se dice de los centros de aislamiento forma parte del relato que buscan construir opositores, todo caso positivo de coronavirus está dentro del sistema sanitario, porque al principio había cuarentenas domiciliarias, la experiencia nos demostró que la gente no cumplía el aislamiento, un 85 por ciento no lo cumplió”, afirmó González por AM750.


“Para asintomáticos y casos leves hay 17 centros de atención sanitaria”, y precisó que se trata de “lugares no hospitalarios” que “se organizan de forma tal que las personas puedan estar en condiciones de comodidad”, dijo el funcionario de Insfrán.


La semana pasada, organismos como Amnistía y la oposición denunciaron violación a los derechos humanos en los centros de aislamiento que dispuso el Gobierno formoseño. En ese contexto, se produjo la detención de dos concejalas de la oposición a Insfrán, que horas más tarde fueron liberadas.


REDACCIÓN/CLARÍN

publicidad nacional e internacional desde 5 dólares ↓