Una semana pasó del sismo y calor hasta que llegó la tormenta a San Juan

 Tras los desastres tardíamente enterados en San Juan, y lo poco natural del movimiento sísmico de 6.4, con destrozos en Pocito. 

Tormenta que cambiaría el clima
Foto: Diario de Cuyo


No es tan normal que luego de moverse la tierra, sea imparable el calor, hoy parece llegar a su fin debido a un alerta metereológica.



A una semana del terremoto, una fuerte tormenta que promete afectar a casi todo el territorio provincial empezó sentirse desde el sureste de San Juan. Esto agrava la situación de cientos de familias que quedaron con las casas destruidas por el sismo.


Así estaba la situación departamento por departamento, hasta las 18


 


Sarmiento, los primeros golpeados 

La situación más grave por el momento se vio bien al Sur de Sarmiento, específicamente cerca de San Carlos, específicamente la localidad de Algarrobo Grande donde cayó granizo en algunas de las poblaciones. En la zona había pocas viviendas afectadas y el periodista del departamento, Pepe Carpino, aseguró que trasladaron a una familia que vivía aislada a la que se le cayó la vivienda por el sismo. 


En la zona urbana del departamento llovió fuerte durante varios minutos y quedó todo mojado, según contó Carpino, y se veía a personal municipal llevando materiales y asistencia, aunque todavía no sabían a qué zonas específicamente. Hasta las 17:30 no parecía que el suelo fuera a despejarse y temían más lluvias.


Pocito, preparándose para asistir y trasladar 

En el departamento que por el momento tendría más casas derrumbadas, la lluvia había llegado con fuerza, así lo aseguró Gustavo Rey, periodista del departamento. Sólo se habían visto algunas gotas en la zona urbana y había reportes de un poco más de precipitación hacia el Sur. 


Pero desde este lunes temprano las autoridades habían empezado a prepararse para un escenario más grave. Agustín Moya, Jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Pocito, aseguró que tienen previsto dos alternativas para asistir a las familias más afectadas. 


En primera instancia, los bomberos tienen listas movilidades para poder evacuar familias en caso de que sea necesario. Esto cuenta con la ventaja de que Pocito anunció que empezarán a limpiar los terrenos de casas caídas para poner viviendas de emergencia y por lo tanto algunas familias se habían preparado o retirado a casas de familiares. 


Por otro lado, en caso de que no muevan a los afectados, Moya explicó que prepararon camiones que bombean agua para evitar que se empantanen las zonas donde se acumula mucha lluvia. 


Rivadavia, también "seco", pero a la expectativa 

Desde el municipio aseguraron que todavía no llega la tormenta a las zonas con viviendas afectadas por el terremoto. Específicamente los asentamientos Pellegrini y La Paz han terminado con algunas casas totalmente derrumbadas y es ahí donde se concentrarán los operativos en caso de que golpee la tormenta. 


Desde prensa de la intendencia aseguraron que desde temprano hablaron con autoridades provinciales y del Ejército y tienen preparado un plan de contingencia. Si las lluvias llegan a las zonas donde se derrumbaron las casas, personal del RIM 22 ayudará a trasladar a quienes lo necesiten y para que se mantengan seguros la Provincia permitirá el uso de las escuelas de las inmediaciones. 


Vale recordar que los dos asentamientos rivadavienses que sufrieron los efectos del terremoto tienen un triste antecedente de cuando en 2018 se inundaron por completo y tuvieron que asistir a las familias. 


Jáchal, con el acceso cortado, pero sin problemas por el sismo 

En el Norte de la provincia también llegó temprano la lluvia y la Ruta 40, según informaron desde Vialidad Nacional, permanece cortada en la zona del acceso a Mogna. Es que la lluvia provocó crecientes y esto hizo que se inundaran badenes, por eso decidieron impedir el paso en la zona hasta que se regularice la situación.  


Además, en la ciudad cabecera cayó una gran cantidad de agua y los jachalleros sufrieron calles inundadas y además por la potencia del agua tuvieron que cortar los canales de riego. Hay alerta en el Norte provincial por estos problemas. 



FUENTE: Redacción/Diario Huarpe