Aberración de Alberto Fernández donde pondera un comunicado contra Israel

 Faltaba más: el anti-semitismo del Gobierno Nacional en acción contra el mundo libre.


Tradicional del peronismo y sus significados después del recreo en ciertas cosas de los 90'. 

Otra vez el peronismo del ¡Viva Palestina! retorna como en los 60 y 70, la edición más nefasta y antidemocrática de todas.

Alberto Fernández defiende al grupo terrorista como si fuera un estado

l Gobierno reafirmó este miércoles 12 de mayo la posición argentina ante el comunicado que emitió el canciller Felipe Solá condenando la "excesiva respuesta" del gobierno israelí contra los palestinos en Gaza. “La postura de Argentina sobre el conflicto entre Israel y Palestina respeta la posición de Naciones Unidas”, expresó el presidente Alberto Fernández a PERFIL. "Nos basamos en la postura que expresó la ONU en el conflicto", señalaron en la comitiva presidencial, que hoy sigue con su agenda oficial en París.

En un comunicado que firmó el canciller Solá desde Francia, el gobierno de Fernández expresó "su honda preocupación por el dramático agravamiento de la situación en Israel y Palestina, el uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes ante protestas por posibles desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, así como por la respuesta a través del lanzamiento de misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza”.

El mensaje causó enseguida una dura respuesta de la embajadora israelí en Buenos Aires. Galit Ronen mostró su “preocupación" y dijo que “no expresa las buenas relaciones que existen entre nuestros países”.

‌PERFIL, que acompaña a la comitiva presidencial, consultó a altas fuentes del Gobierno en París sobre el creciente malestar diplomático. Y sostuvieron que la postura se basó en "la visión que tiene las Naciones Unidas sobre el conflicto en Medio Oriente".

Posicionamiento de Gobierno compromete en el mundo a la Argentina

El secretario general de la ONU, António Guterres, manifestó que "las fuerzas de seguridad israelíes tienen que ejercer máxima contención y calibrar su uso de la fuerza”, y agregó que el "lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros hacia centros de población israelíes es inaceptable”.

La postura argentina se basó en la declaración de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, que consideró que Israel ha utilizado la fuerza de forma innecesaria y desproporcionada contra manifestantes palestinos.

La Cancillería argentina no recibió hasta el momento una queja formal de Israel, que considera a Hamas una organización terrorista y que la postura argentina está alineada con países como Venezuela, México y Nicaragua.

En las últimas semanas, el gobierno argentino, a través de la asesora presidencial Cecilia Nicolini, avanzó en negociaciones para llevar al país una vacuna de origen israelí. Según las autoridades en París, este malestar diplomático no afectará esa negociación en marcha.

La declaración de la cancillería que encabeza Solá genera cierto malestar diplomático en momentos en que el presidente Fernández encabeza una gira por cuatro países, y que mañana seguirá en el Vaticano en una reunión privada con el papa Francisco.

La escalada del conflicto en Medio Oriente dejó hasta el momento 26 palestinos -entre ellos nueve niños- y dos israelíes muertos. La dura respuesta israelí con al menos 140 bombardeos sobre Gaza, ocurrió tras el intenso disparo de cohetes hacia Israel por parte de los grupos islamistas Hamás y Yihad Islámica.

¿Es una visión de la ONU del Conflicto?

"La postura de Argentina sobre el conflicto entre Israel y Palestina respeta la posición de Naciones Unidas", dijo el presidente. Desde la comitiva agregaron que el comunicado de Solá se basó en "la visión de la ONU" sobre el conflicto.