Preocupa a la industria de la carne el control a exportaciones

 CICCRA EXPRESA PREOCUPACIÓN 

La Camara de la Industria y el Comercio de Carne de la República Argentina (CICCRA) expresó su enorme preocupación por la reciente normativa emitida por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario que reinstaura - bajo el nuevo nombre de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJEC) - del viejo y conocido Registro de Operaciones de Exportación (ROE) que tan perjudicial resultó para el mercado de ganados y carnes y para la "mesa de los argentinos" en su conjunto.


" Las justificaciones de este tipo de políticas por parte de los funcionarios no resultan creíbles toda vez que, si se quisiera controlar la evasión y subfacturación, el Poder Ejecutivo Nacional ya cuenta con todas las herramientas necesarias para hacerlo, sin necesidad de recurrir a este lamentable instrumento".

Control de exportación para la carne

" Lo mismo cabe concluir si el caso fuera -como se pretende hacer creer -que las autorizaciones se otorgarán automáticamente, puesto que esa era precisamente la situación antes del dictado de la Res. 60/2021 y la Disposición 59/2021, que ahora establece que "Una vez ingresadas las DJEC al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, quedarán en estado PENDIENTE mientras la Autoridad de Aplicación analiza el contenido de las mismas." (art.3). Y a renglón seguido agrega que "La Autoridad de Aplicación, cuando lo considere oportuno o a solicitud de la SECRETARÍA DE COMERCIO INTERIOR del MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO, podrá requerir documentación respaldatoria a los operadores y/o información adicional a los distintos organismos públicos."


Para CICCRA , " esto implica, lisa y llanamente, que todas las solicitudes quedarán sujetas a la aprobación de un sistema burocrático carente de toda transparencia y a la sola discrecionalidad de los funcionarios. Si a esto se le suman las alegaciones a la ley 21.740 que autoriza a prohibir exportaciones y embarques y a las recientes declaraciones de la Secretaria de Comercio Interior, Paula Español, al expresar que "no le iba a temblar el pulso para cerrar las exportaciones de carnes" queda claro que el panorama resulta altamente preocupante y desalentador"