El Bapro entregó pesos para una deuda que debía pagar en dólares

El Banco de la Provincia de Buenos Aires decidió hacer frente al pago de intereses de valores negociables utilizando pesos, cuando debía entregar dólares. La decisión significó una pésima señal para los mercados financieros.


De la mano del economista kirchnerista Juan Cuattromo, el Banco de la Provincia de Buenos Aires determinó hacer frente al pago de un cupón de intereses de una Obligación Negociable (ON) pagando pesos, cuando según las cláusulas originales del contrato, el pago debía realizarse en dólares.


Esto fue tomado como una pésima señal para los mercados financieros y una violación a los derechos de propiedad, pues constituye una suerte de pesificación compulsiva. El Gobierno kirchnerista continúa perdiendo la poca credibilidad que le quedaba en los mercados.


Según las propias normativas dictaminadas por el Banco Provincia, para las ON que estuvieran registradas en Euroclear, y no en la Caja de Valores de Buenos Aires, el pago de intereses debe abonarse en dólares valuados al tipo de cambio mayorista de referencia.  


Para justificar la acción tomada, el Banco Provincia asegura que la operatividad se viene haciendo desde 2019 pues, según expresas normativas del Banco Central, no fue ni es posible el acceso al mercado de cambios para el pago de deudas y otras obligaciones en moneda extranjera entre residentes, desde septiembre de 2019.


En otras palabras, el Bapro explicó que las operaciones no pudieron ser concretadas por el efecto del control de cambios en la economía que está vigente desde la administración de Macri y vigente hasta la fecha.


De esta forma justificaron su accionar, desligándose de responsabilidad. Sin embargo, la entidad bancaria podría haber utilizado dólares de sus propias reservas u otras disponibilidades, las cuales alega tener, para poder hacer frente a estos pagos.  


Esta última opción no fue contrastada por ninguna razón técnica o legal, pues el Bapro no debería necesitar acceder al mercado único de cambios para poder hacerse de dólares si actualmente ya posee los necesarios para un pago relativamente menor, como el que significa la ON en cuestión.


No se brindaron mayores explicaciones al respecto, lo cual hace pensar que o bien el banco pretende no acatar sus obligaciones en dólares por falta de recursos, o simplemente pretenden retener dólares por diversas cuestiones ajenas al público y poco razonables.


La decisión podría incluso afectar el accionar de las calificadoras de riesgo al verse alteradas las condiciones originales pautadas, y conforma una señal muy negativa para el público y su confianza con los bancos.


Tampoco se descartan acciones legales directas en contra del Banco Provincia por parte de aquellos tenedores de títulos que podrían sentirse lisa y llanamente estafados, al no cumplirse las pautas del contrato que habían aceptado anteriormente.


La derecha diario