Le reclaman a Espejo trabajo genuino

 Lo cierto es que no hay trabajo genuino, aunque con una parte cumplió el intendente de Iglesia. Es dejar cesantes a 3000 contratados. en un departamento que llegaría a los 10 mil habitantes a día de hoy.


El trabajo genuino no está en Iglesia

Una de las promesas de campaña que le permitió a Jorge Espejo convertirse en el sucesor de Mauro Marinero en las elecciones 2019 fue deshacer los errores de la gestión de su antecesor y administrar los recursos del departamento para en pos de generar más trabajo en el departamento de Iglesia. A casi dos años de inicio del primer periodo del actual jefe comunal, una porción de la población le reclama que cumplió con una parte, pero no con la otra.

Espejo ingresó con el objetivo de bajar el gasto público, puntualmente dejar de pagar los miles de contratos que le quedó de herencia de los Marinero y que se daban sin exigir una contraprestación de parte del contratado. Con esta decisión cortó más de 3.000 contratos que mensualmente absorbían casi todo el presupuesto municipal y dejaba poco margen para que la comuna invierta en obras en el distrito.

Pero lo que le reclaman al intendente es que cumpla con la segunda parte de la promesa de campaña que fue invertir esos fondos en la creación de empleo genuino para los despedidos por intermedio del aumento de obra pública y que las empresas ganadoras de las obras tengan la obligación de cumplir con un cupo mínimo de empleados que vivan en el departamento.

Las empresas no tienen exigencia de contratos para iglesianos

Este es el punto conflictivo y que advierten que no cumplió Jorge Espejo, porque, según le contó a DIARIO HUARPE el dirigente orreguista Federico Cordero, las pocas obras que se están llevando a cabo son aquellas en las que la Provincia envía la financiación y las empresas que trabajan no tienen la exigencia de emplear a iglesianos.

Cordero además puntualiza su crítica en que “todo el plan de obras que anunció grandilocuentemente Espejo con las regalías mineras, todavía no vemos ninguna. Dijo que iba a invertir para iniciar con un hospital, para un parque industrial, además de pavimentación y cordón cuneta en las zonas que faltaban del departamento. Actualmente no vemos nada de eso y lo poco que se hace es con fondos provinciales y con mano de obra casi total que no es de Iglesia”.


Diario Huarpe