Uruguay anunció que comenzará a negociar acuerdos comerciales por fuera del Mercosur

 En la previa de un cambio de autoridades en la conducción del Mercosur, Uruguay anunció durante el encuentro del Consejo del Mercado Común (CMC) que comenzará a conversar con terceros países para negociar “acuerdos comerciales extrazona”. Se trata de una decisión que apunta a avanzar en la apertura y favorecer el intercambio del “socio menor” del bloque y que, al mismo tiempo, comparte con el “socio mayor”, Brasil. La confirmación de la decisión deja en una posición solitaria a la Argentina, que se resiste a modificar el régimen actual, que somete a todos los integrantes tener el aval unánime.



“La posición del canciller (Francisco Bustillo) y de la ministra de Economía y Finanzas (Azucena Arbeleche) consistió en defender la modernización del bloque, a través de una agenda de negociaciones externas sustantiva, ágil, dinámica, flexible y permanente”, indica un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Y agregó que Uruguay entiende “que la decisión 32/00 no está en vigor, ya que nunca fue internalizada”.


Por otra parte, el comunicado indica que en la reunión “no se aprobó la reducción del arancel externo común, a pesar de que Uruguay había apoyado algunas de las propuestas presentadas”. Y subraya que el país suramericano, “inspirado en principios de gradualidad, flexibilidad y equilibrio”, actuará “conforme a ellos en materia de inserción internacional, reivindicando su calidad de miembro pleno del Mercosur”.


La decisión de Uruguay confirma lo que ya había quedado explicitado en la última reunión que mantuvieron cara a cara los presidentes, cuando Luis Lacalle Pou fue confrontado por el presidente argentino Alberto Fernández en un áspero cruce diplomático. Fue en marzo y había sido en el marco de los “festejos” por los 30 años del Mercosur. Allí quedó claro que tanto Brasil como Uruguay estaban a favor de flexibilizar el bloque, mientras Paraguay evitaba una posición intransigente. “Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie. Si somos un lastre, que tomen otro barco. No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur”, sentenció Fernández.


Los ministros de Exteriores de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur), iniciaron este miércoles una reunión virtual que antecede a la cumbre presidencial de este jueves y en la que, entre otros asuntos, se abordó la estrategia comercial del bloque, que ha generado fuertes diferencias internas en los últimos meses.


El encuentro del Consejo del Mercado Común (CMC) congregó al argentino Felipe Solá, al brasileño Carlos Alberto França, al paraguayo Euclides Acevedo y al uruguayo Francisco Bustillo. También participó el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, en nombre de este país que se halla en proceso de adhesión al bloque.


Este jueves se celebrará, también virtualmente, la Cumbre de Jefes de Estado de Mercosur, Países Asociados e Invitados Especiales, en el que Argentina hará el traspaso oficial de la presidencia semestral a Brasil.


En el encuentro hablarán tanto el anfitrión, el presidente argentino Alberto Fernández; como sus pares de Brasil, Jair Bolsonaro; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; y de Uruguay, Luis Lacalle Pou. Según detallaron las fuentes, está previsto que también participen el chileno Sebastián Piñera y el boliviano Luis Arce, aunque no se descarta la participación de mandatarios de otros países de la región.


Tanto la rebaja del arancel externo común como una flexibilización que permita alcanzar acuerdos comerciales sin el consenso de todos los integrantes del Mercosur, son asuntos que dividen al bloque fundado en 1991.


Uruguay ha sido el principal impulsor de una mayor apertura para negociar con terceros desde hace casi dos décadas, pero con poco eco. En el último tiempo, Brasil se ha mostrado proclive a acompañar la postura de Montevideo, mientras Argentina aparece como férreo opositor.


“Con esta declaración, Uruguay está diciendo ‘yo no puedo volver a aceptar un no como respuesta’, porque hace mucho tiempo que venimos con un no de Argentina (...) cada vez que se planteaba este asunto”, afirmó a la agencia AFP Ignacio Bartesaghi, director del Instituto de Negocios Internacionales de la Universidad Católica del Uruguay.


“La diferencia es que ahora tenemos a Brasil apoyando en esta definición”, agrega. Por eso, para el experto en Relaciones Internacionales, no es casual que Uruguay saque este comunicado un día antes de que la presidencia del bloque recaiga en el gobierno de Jair Bolsonaro.


“Lo está diciendo previo a una reunión presidencial y previo a seis meses de presidencia de Brasil, que será su aliado. Uruguay tiene estos seis meses para conseguir esa flexibilización”, agregó. Bartesaghi entiende que con esta declaración, “Uruguay tensa lo que más que puede la relación, pero no está buscando romper el cable”.


“No está buscando irse (del Mercosur). Está enviando un mensaje de que en los próximos seis meses va por todo para cumplir con su objetivo”, explicó. No obstante, el experto cree “razonable pensar que la reunión de mañana (jueves) tendrá mejor tono”.


Uruguay debe “buscar caminos del medio” y lograr una declaración conjunta que lo habilite a negociar bilateralmente. “Lo más razonable es que Uruguay avance pero con ciertos consensos mínimos, no rompiendo toda la normativa regional porque eso puede generar dificultades para que otro quiera negociar”, estimó.


(Con información EFE y AFP)