Descubrimiento científico en Ischigualasto: Taytalura alcoberi

 


Este miércoles, luego de la publicación de la revista científica Nature, se llevó a cabo un acto en el Rectorado de la Universidad Nacional de San Juan, donde el paleontólogo Ricardo Martínez presentó en sociedad a Taytalura alcoberi, considerado el ancestro de los lagartos y las serpientes.

En diálogo con Noticiero 8, Martínez confesó estar "muy orgulloso del equipo del Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la UNSJ" por el descubrimiento del cráneo del reptil hallado en el Parque Provincial Ischigualasto.

"Sabíamos que era un resto fósil desde el momento en que lo encontramos, allá por el 2001. Si bien algunos voluntarios no lo podían ver en aquel momento, yo si. Era más que una piedra", expresó.

El paleontólogo explicó que debido a que el fósil estaba cubierto de rocas, se procedió en primer lugar a limpiarlo y después se le realizó una serie de tomografías computadas. Del mismo modo, Ricardo Martínez aclaró que la demora en la publicación del resultado "es común en este tipo de investigaciones".

"Es algo nuevo para la fauna de Ischigualasto", exclamó quien pasará a la historia por descubrir a Taytalura alcoberi. Por último, Martínez destacó que este descubrimiento ubica a San Juan "en el centro de investigaciones en paleontología de vertebrados". Por qué el nombre de Taytalura alcoberi Ricardo Martínez explicó que decidió colocarle el nombre de Taytalura alcoberi al cráneo de un reptil hallado en Ischigualasto para homenajear a Oscar Alcober, a quien definió como un "referente en la paleontología del triásico" Más datos sobre Taytalura alcoberi Taytalura alcoberi vivió en Ischigualasto hace 231 millones de años y los científicos de la Universidad Nacional de San Juan lo bautizaron de esta manera porque significa “abuelo de los lagartos”. Se trata de un fósil que ilumina el origen de los animales similares a los reptiles. La especie “alcoberi” es en honor a la trayectoria en el desarrollo de la paleontología de Oscar Alcober, director actual del Instituto y Museo de Ciencias Naturales.

 El paleontólogo de la UNSJ que lo descubrió, Ricardo Martínez, afirmó que estamos ante la presencia de "un lepidosauromorfo que se encuentra entre ese diápsido muy primitivo y el camino hacia lagartos y serpientes". acto


San Juan 8