Jubilación anticipada: claves

 El nuevo esquema fue anunciado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la directora ejecutiva de la ANSeS, Fernanda Raverta. En el acto, en el Museo del Bicentenario, también estaban presentes los ministros de Trabajo, Claudio Moroni y de Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro.

"Se trata de un acto de justicia, de saldar una deuda que tenía la Argentina", dijo Manzur al presentar el nuevo esquema. "Mandemos un aplauso al presidente Alberto Fernández, quien dio la instrucción para que esto se ponga en marcha, porque tiene claro hacia dónde vamos. En momentos muy difíciles, el Presidente mantuvo firme el timón del barco. Somos un equipo", agregó Manzur.

Quienes se acojan a este beneficio percibirán el equivalente al 80% del haber jubilatorio. Los beneficiarios serán quienes tienen entre 55 y 59 años, en el caso de mujeres, y hombres de entre 60 y 64 años.


Una vez alcanzada la edad requerida, los jubilados pasarán a percibir el 100% del haber correspondiente.


A partir del 1 de octubre, quienes califiquen para gozar del beneficio podrán sacar turno a través de la página web de ANSeS.


Raverta aseguró que se trata de una medida destinada a personas que están en edad para jubilarse, pero a las que le faltan años de aporte, y para las mujeres madres que se dedicaron al cuidado de la familia, según destacaron agencias de noticias.


Según proyecciones de la ANSeS, entre 20.000 y 30.000 personas podrán jubilarse con esta medida durante el corriente 2021, con un haber promedio de $ 50.000, de los cuales el 90% de los que accederán serán varones que desempeñaron tareas industriales, "un sector que sufrió una gran caída en el empleo durante el período 2016-2019".


Durante el acto también se realizó entrega de las primeras jubilaciones por Reconocimiento de Aportes de Tareas de Cuidado a mujeres de todo el país. Según la ANSeS, más de 80.000 madres iniciaron el proceso camino a la jubilación.


Es muy fácil tratar de populista a un acto donde se habla de saldar una injusticia social. Pero en realidad, lo que tenemos que pensar como argentinos es que lo que se genera día a día en el país es una deuda social que en algún momento hay que pagar. Si hoy tenemos cerca del 40% de la economía en negro, quiere decir, que cuando los trabajadores que hoy están en esa economía informal lleguen a la edad de jubilarse, no contarán con los aportes. Si a ese sector se le suma el sector de los desocupados, el panorama para adelante también es sombrío.


EL CRONISTA COMERCIAL