La Corte no está en crisis dijo Lorenzetti

 El ministro de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, habló esta noche sobre las tensiones que se originaron tras la elección de Horacio Rosatti como nuevo presidente del máximo tribunal y Carlos Rosenkrantz, como vice del cuerpo. Trató de llevar “tranquilidad a la sociedad y a los jueces” asegurando que la cabeza del Poder Judicial está cumpliendo con sus funciones debido a que “esa es la responsabilidad institucional que tiene”.



“No hay una crisis. La Corte Suprema va a seguir resolviendo los casos, siempre vamos a encontrar la mayoría. Quiero transmitir tranquilidad a jueces y juezas, no cambia todo por el cambio de la presidencia”, sostuvo en una entrevista con Luis Novaresio por A24. En ese sentido, Lorenzetti resaltó que en la reunión de acuerdo de este martes hubo buen diálogo entre los miembros del máximo tribunal: “Todos tenemos ideas diferentes, pero hablamos”.


Al respecto, ratificó que la Corte está funcionando sin inconvenientes y puso en real dimensión el cuestionamiento que planteó al modo de elección de las nuevas autoridades, que incluyó el autovoto de Rosatti y Rosenkrantz, el apoyo del cordobés Juan Carlos Maqueda y la ausencia suya y la de Elena Highton. “Yo no impugné ni pedí la nulidad de la designación del doctor Rosatti. Al contrario. Creo que fue un problema interno, que hoy está solucionado. ¿Por qué mandé una carta? Porque yo creo que sí hay cuestiones que nosotros debemos explicar a la sociedad”, manifestó el juez, quien la semana pasada envió una carta en la que planteó sus diferencias.


El ministro agregó que “la Corte va a seguir actuando. No vamos a paralizarnos. Vamos a encontrar las mayorías para resolver”.


“Para tranquilidad de la población y de los jueces y juezas, la Corte siempre va a funcionar como estuvo funcionando. Nosotros debemos tener templanza, serenidad y proteger los derechos -que para eso está la Corte- y en eso no vamos a claudicar. La gente tiene que estar tranquila”, insistió, en la extensa entrevista televisiva.


Aunque admitió que “son cuestiones atractivas cuando hay un conflicto” como el que se produjo la semana pasada, advirtió: “Nuestra responsabilidad es cuidar los derechos de las personas y no andar haciendo disputas de este tipo. Esto fue algo circunstancial, pero no es lo que corresponde. Tenemos la responsabilidad institucional de que la Corte funcione bien y va funcionar bien”.


La elección de Rosatti


Ricardo Lorenzetti, de todos modos, reconoció que él “nunca se hubiera votado a mi mismo, yo no cambio mis ideas”, pero aclaró que él “respeta otras opiniones”.


Lorenzetti ya había cuestionado la elección del nuevo presidente de la Corte mediante un correo electrónico que le mandó a sus pares. En ese mensaje, sostuvo que la elección “repite vicios moral y jurídicamente descalificados” que habían ocurrido cuando se eligió la última Corte menemista, en la que se designó como cabeza del Poder Judicial a Julio Nazareno. Lorenzetti evocó el voto que emitió en su oportunidad el juez de la Corte Enrique Petracchi, al oponerse a la reelección de Nazareno.


“El “autovoto” ha sido censurado por la opinión del Juez Petracchi en aquella decisión, y ello fue confirmado por lo sucedido con posterioridad, porque puso en duda tanto la existencia de una mayoría en la decisión derivada de votarse a sí mismo, como también la legitimidad del acto. Fue una opinión que todos hemos valorado como éticamente correcta y conforme a derecho”, sostuvo en ese mail.


En la entrevista con Novaresio, Lorenzetti dijo que envió ese correo porque “había cuestiones que hay que explicar a la sociedad”. “Solo fije una posición”, destacó.


El ex presidente de la Corte evaluó que es una nueva etapa y que el cambio en la presidencia “no va a cambiar el perfil” del máximo tribunal. “Nosotros generamos una presidencia muy activa, de alto perfil. Llegó un momento que quedamos tres (ministros), hicimos un enorme esfuerzo, ahí se empezó a hablar de ‘la Corte de Lorenzetti’. Ya no se necesita de un protagonista, se habló de una idea más colegiada. Un cambio de presidente no va a ser un cambio de perfil de la Corte”, evaluó.


Consultado sobre la posible ampliación de los miembros de la Corte, Lorenzetti se mostró muy cauto: “Siempre fue una discusión pero hasta ahora no se ha planteado”.


En otro tramo de la entrevista, Lorenzetti destacó que “el Poder Judicial necesita una reorganización profunda y esto requiere un acuerdo entre los tres poderes”. “Se necesitan reformas para que la Justicia sea más rápida y más cercana a la población. Hay muchas medidas de fondo, hay una deuda importante de transformación del Poder Judicial”, concluyó.


INFOBAE