El Gobierno perdió su único voto en la Corte

Con 78 años, abandonará el máximo tribunal el 1° de noviembre. Sus colegas no sabían de su decisión que sólo le anticipó al Presidente.

Daniel Santoro

 Sorpresivamente, la jueza de la Corte Suprema de Justicia Elena Highton -la más cercana al presidente de la Nación- renunció este martes al máximo tribunal, a través de una breve nota que remitió a Alberto Fernández. Sus colegas se enteraron de su decisión sólo minutos antes de que la hiciera pública como muestra de sus diferencias de las últimas semanas.



En la carta, Highton, de 78 años, no dio precisiones sobre los motivos de su renuncia y comunicó que entrará en vigencia el próximo 1 de noviembre. Es decir, poco antes de las elecciones parlamentarias del 14 de noviembre en las que el oficialismo podría perder el quórum propio en el Senado.


Como la Constitución requiere los dos tercios de los miembros de la cámara alta la designación de su reemplazante implicará arduas negociaciones entre el gobierno y la oposición.


Si se repite los resultados de las PASO, Juntos por el Cambio tendría más senadores y mejoraría su posición para negociar tanto en este caso como en el del procurador general de la Nación. El presidente propuso al juez Daniel Rafecas para jefe de los fiscales pero, hasta ahora, la vicepresidenta Cristina Kirchner frenó el tratamiento de su pliego en el Senado porque no le gusta el candidato.


Mientras el gobierno se mantuvo en silencio, desde el kirchnerismo duro se pidió ampliar los miembros de la Corte. La diputada cristinista Fernanda Vallejos propuso, como sostiene el ex juez y asesor de Cristina Raúl Zaffaroni, aprovechar la oportunidad para pasar a una Corte con más de cinco miembros. Mientras que el juez y militante K Juan Ramos Padilla dijo que "va a ser muy difícil avanzar en un proceso democrático si no se modifica la Corte".


Mientras no se logre consenso para un reemplazante la Corte podrá seguir funcionando con cuatro miembros. En el caso que no haya mayoría de tres para algún fallo o se recuse a alguno de los supremos, el mecanismo supone nombrar a jueces subrogantes, que, en primera instancia, se eligen por sorteo de entre los presidentes de las Cámara Federales, incluida la Cámara Federal de Casación Penal.


Si ninguno de éstos queda en condiciones de votar porque lo recusan, entonces se debe sortear a un conjuez entre una lista de abogados, ya elegidos y que tienen acuerdo del Senado, como ya sucedió en algunos casos años atrás.


La única mujer del máximo tribunal se ausentó en la controvertida audiencia virtual en la que hace dos semanas se eligió a Horacio Rosatti como presidente de la Corte, con la participación de solo tres de los cinco ministros. En medios judiciales se estima que el presidente propondrá una mujer para reemplazarla para aplicar una política de igualdad de género. Hasta ahora solo llegaron al máximo tribunal, Highton y la fallecida Carmen Argibay.


"Una falta de respeto"



Según confiaron fuentes cercanas a uno de los ministros de la Corte, este martes a por la mañana los jueces estaban en el acuerdo y Highton pidió retirarse unos minutos de la sesión porque la llamaba el presidente Alberto Fernández. Según esta versión, Rosatti se habría tomado esa interrupción como "una falta de respeto". Pero cuando Highton volvió a conectarse, les comunicó a los otros ministros que el presidente la había llamado porque ella le había enviado su renuncia a la Corte.


"Todos se quedaron perplejos. En el acuerdo estaban discutiendo el informe de la auditoria a la obra social de la justicia", dijeron a Clarín desde el cuarto piso del palacio de Tribunales. Al finalizar el acuerdo, se decidió auditar la obra social del poder judicial.


Highton es la ministra de la Corte más cercana a Alberto Fernández. Su intempestiva salida suma otra fuente de turbulencia en el máximo tribunal, luego del público enfrentamiento entre Rosatti y Lorenzetti, quien tampoco asistió al acuerdo de hace dos semanas en el que su coprovinciano santafesino fue electo presidente con los votos de Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y del mismo Rosatti.


Highton había logrado continuar en su cargo luego de cumplir 75 años, que es el límite para permanecer en la Justicia, gracias a un polémico amparo judicial que el gobierno de Mauricio Macri no apeló. Provenía del fuero en lo civil y comercial.


CLARÍN