Putin advierte que el progresismo está destruyendo Occidente mientras Soros sigue con el lobby globalista

 Putin lanza la advertencia sobre el progresismo destructivo

El presidente ruso, Vladímir Putin, criticó el jueves en un discurso la ideología de extrema izquierda que, según él, está causando males sociales en todo el mundo occidental, diciendo que no es diferente de lo que ocurrió en Rusia durante la revolución de 1917.

Putin hizo estas declaraciones durante una sesión plenaria de la 18ª reunión anual del Club Internacional de Debates Valdai en Sochi, cuyo tema era “La agitación global en el siglo XXI”. Las declaraciones de Putin fueron traducidas por un intérprete y el vídeo se subió a la página web del gobierno ruso.


“Vemos con perplejidad la parálisis que se está generando en países que se han acostumbrado a considerarse los buques insignia del progreso”, dijo Putin durante un acto en el que intervino durante unas horas. “Por supuesto, no es asunto nuestro lo que está sucediendo, como las conmociones sociales y culturales que están ocurriendo en algunos países occidentales. Algunos creen que el borrado agresivo de páginas enteras de su propia historia, la acción afirmativa en interés de las minorías, y la exigencia de renunciar a la interpretación tradicional de valores tan básicos como la madre, el padre, la familia, y la distinción entre los sexos son un hito … una renovación de la sociedad”.

Putin dijo que las naciones occidentales tenían derecho a hacer lo que quisieran, pero que “la inmensa mayoría de la sociedad rusa” rechazaba estas nuevas formas de pensar.

“La preparación del llamado progreso social cree que el traer una nueva conciencia, una nueva conciencia a la humanidad, es algo correcto”, dijo Putin. “Pero hay una cosa que me gustaría decir: Las recetas que se les ocurren no son nada nuevas. Aunque parezca paradójico, es algo que hemos visto en Rusia. Ya ocurrió en nuestro país después de la revolución de 1917, los bolcheviques siguieron los dogmas de Marx y Engels. Y también declararon que entrarían a cambiar el estilo de vida tradicional, el político, el económico, así como la noción misma de moral, los principios básicos para una sociedad sana. Trataban de destruir los valores de años y siglos, revisando la relación entre las personas, fomentaban informar sobre los propios familiares y seres queridos. Fue aclamada como la marcha del progreso. Y fue muy popular en todo el mundo y fue apoyado por muchos, como vemos, está sucediendo ahora”.

“Por cierto, los bolcheviques eran absolutamente intolerantes con otras opiniones diferentes a las suyas”, continuó Putin. “Creo que esto debería recordarles algo que está sucediendo. Y vemos lo que ocurre en los países occidentales, vemos con perplejidad las prácticas que tenía Rusia y que dejamos atrás en el camino, la lucha por la igualdad y contra la discriminación se convierte en un dogmatismo agresivo al borde del absurdo, cuando grandes autores del pasado como Shakespeare ya no se enseñan en las escuelas y universidades porque se anunciaban como clásicos atrasados que no entendían la importancia del género o la raza”.

“En Hollywood hay folletos que recuerdan lo que hay que hacer en el cine, en las películas, cuántas personalidades y actores hay, de qué color, de qué sexo, y a veces es incluso más estricto y riguroso que lo que hacía el Departamento de Propaganda del Comité Central del Partido Comunista Soviético”, dijo. “Y la lucha contra el racismo, que es un objetivo elevado, se convierte en una nueva cultura, la cultura de la cancelación, y en la discriminación inversa, el racismo en el anverso. Y separa a la gente, mientras que los verdaderos luchadores por los derechos cívicos, intentaban eliminar esas diferencias”. Pedí a mis colegas que encontraran esta cita de Martin Luther King, y él dijo: ‘Tengo un sueño, que mis cuatro hijos pequeños vivan un día en una nación donde no sean juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter’. Ese es un valor verdadero”.

“Los bolcheviques hablaban de nacionalizar no sólo la propiedad, sino también a las mujeres”, continuó Putin. “Los partidarios de los nuevos planteamientos llegan a querer eliminar toda la noción de hombre y mujer, y los que se atreven a decir que los hombres y las mujeres existen y que esto es un hecho biológico, son prácticamente desterrados. El padre o la madre número uno, el padre o la madre número dos, o el padre o la madre que ha dado a luz, o en lugar de leche materna, se dice leche humana. Y se dice todo eso, para que la gente que no está segura de su sexualidad no sea infeliz”.

“Y me gustaría decir que esto no es algo nuevo, ya que en los años 20 y en la década de los 20, los soviéticos de la alta costura Tagore idearon el llamado ‘Newspeak’, y pensaron que así estaban construyendo una nueva conciencia e ideando nuevos valores, y fueron tan lejos que hasta ahora sentimos las consecuencias”, concluyó al respecto. “Hay cosas monstruosas cuando desde una edad muy temprana se enseña a los niños que el niño puede convertirse fácilmente en niña y se les impone esta selección, esta elección. Se aparta a los padres y se hace que el niño tome esta decisión que puede destruir su vida. Y si llamamos a las cosas por su nombre, esto es casi un crimen contra la humanidad y todo eso bajo la bandera del progreso”.

George Soros donando su fortuna al lobby globalista Open Society

El magnate húngaro George Soros ha transferido a su fundación, Open Society, los últimos 18.000 millones de dólares de su fortuna. Esta sociedad acumula un total de 32.000 millones de euros donados por Soros, desde que el empresario se encargó de fundarla en 1993, tal y como informa el diario La Vanguardia.

Esta red internacional persigue abiertamente varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (también conocidos como Agenda 2030) que fueron impulsados por la ONU en 2014, como la implantación global del aborto como derecho reproductivo de la mujer, la implementación de políticas ecológicas cada vez más restrictivas en las economías occidentales, la subvención de los colectivos minoritarios y los nuevos modelos de familia, la regulación de la posesión y consumo de drogas, o la cooperación internacional para favorecer los flujos de inmigración ilegal entre otras, tal y como reconoce Open Society en su página web.

El pasado 2020 la organización logró un presupuesto récord de 1200 millones de dólares que como cada año invirtió en miles de subvenciones a grupos e individuos que promueven los valores de la organización a nivel global, con el fin de “implantar democracias inclusivas”, tal y como leemos en su portal de donaciones.

Uno de sus objetivos prioritarios es la promoción de los nuevos modelos educativos para el desarrollo de la primera infancia y cuenta con 22 millones de dólares de presupuesto anual.

La promoción de Soros

La fundación de George Soros destinó el año pasado un 4% de su presupuesto a la categoría de ‘Salud’ que incluye aspectos como los derechos reproductivos de la mujer, las  técnicas de inseminación artificial, el aborto o programas anticonceptivos para el control de la natalidad. En esta partida el continente africano fue el que presentó una mayor inversión con hasta 8.2 millones de dólares. De esta forma, los esfuerzos de Open Society en este campo se concentran sobre la región con una tasa de natalidad más elevada del mundo con 4,5 hijos por mujer.

Por su parte, mediante el llamado Programa de Derechos de la Mujer, entre otros ejemplos, Open Siciety invierte en movimientos sociales que “promueven el poder de las mujeres, las personas LGTBIQ+, o aquellas que no se ajustan a ningún género concreto, para tener voz en el ámbito público”, según reza el informe publicado por la organización.



Contra TV/Tierra pura
Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo