Wiki negocios "progre"

 Veganismo en la "izquierda"

La exconcursante de Operación Triunfo, Aitana Ocaña, se ha visto envuelta en una oleada de críticas por su reciente trabajo como anunciante de la multinacional McDonal’s. La empresa ha puesto a la venta un nuevo menú que incluye una hamburguesa, nuggets, patatas y helado.  La cantante publicó en sus redes sociales la foto publicitaria de dicho menú alegando que son sus productos favoritos.


Además de las críticas por fomentar la comida basura entre sus seguidores más jóvenes, las críticas más duras han sido las vertidas por el público vegano a través de la red social Twitter, para criticar que la influencer  “promocionase el maltrato animal y la destrucción de nuestro planeta, y la destrucción de nuestro futuro ” al promocionar el consumo de carne.

Por la salud del planeta y el calentamiento globalius

La política no se mantiene ajena a los cambios sociales.  El diputado comunista Alberto Garzón con la que se  presentó en el Parlamento español una propuesta para  “desincentivar el consumo de alimentos no saludables” mediante un etiquetado especial, nuevos impuestos y publicidad negativa. Así mismo, el diputado exhortó a la ciudadanía a reducir el consumo de carne, para “proteger la salud personal y la del planeta”, tal y como recoge La Vanguardia.


El negocio económico del fenómeno Trans, según Abigail Shrier


Abigail Shrier, periodista de investigación del Wall Street Journal y autora del libro “Un daño irreversible. La locura transgénero que seduce a nuestras hijas”, ha presentado un nuevo título en el que indaga sobre la trama económica que envuelve las reivindicaciones políticas del colectivo LGTBI en una entrevista concedida al diario La Razón.

En su obra “El negocio económico del fenómeno Trans”, Abigail critica la sectarización del colectivo trans, así como la instrumentalización política de las personas LGTBI dentro de un todo político que las homogeniza anulando sus singularidades. En palabras de la periodista, se trata de “un movimiento instigado por aquellos que priman otros intereses antes que los derechos de las personas con disforia y la protección de la infancia.



Negocios farmacéuticos progres y la industria médica

La autora señala también la explotación económica que hace la industria médica y farmacéutica de todos los psicofármacos, tratamientos hormonales y cirugías que se aplican en los procesos de reasignación sexual.

En una de sus frases más contundentes, Shrier propone la disforia de género como la “nueva locura del diagnóstico actual, del mismo modo que en el pasado lo era la posesión demoniaca”. Un “diagnóstico frívolo” que según este libro “en lugar de remediarse con exorcismos como antaño, se intenta corregir con testosterona y cirugía”.



LA CONTRA TV
Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo