ABASCAL SALE AL ATAQUE DE LAS ÉLITES GLOBALES POR TRÁFICO DE PERSONAS

 El presidente de Vox, Santiago Abascal, denunció ayer en Las Palmas de Gran Canaria, aclamado por miles de personas y acosado por grupos de izquierda radical que intentaban reventar el acto tras un cordón policial, que su partido defenderá a Canarias de «las élites globalistas» que la han convertido «en la T1 del tráfico ilegal de personas»



Tras participar en la clausura del encuentro «Frontera Sur. Inmigración ilegal e islamismo», Abascal, junto con el secretario general de su partido, Javier Ortega Smith, ha ofrecido un mitin en un parque de la capital grancanaria donde han denunciado al Cabildo de Gran Canaria, que se negó a que este evento se celebrase en las instalaciones de Infecar, «que se ha equivocado porque a Vox le gusta la calle, que es donde nació y celebra sus victorias».


Tanto Smith como Abascal se dirigieron a los grupúsculos de «totalitarios de la extrema izquierda» que les acosaban, y les recriminaron su colaboracionismo en hacer de las islas «la frontera entre las instituciones y el caos, entre la civilización y la barbarie».


Abascal puso de manifiesto los perjuicios que la «inmigración ilegal» causa entre los «españoles de Canarias más desfavorecidos» y la relación entre este fenómeno y la inseguridad ciudadana.


Enarbolando la bandera del «sentido común», el presidente de Vox ha reprochado a «una parte de la patronal traidora, que solo piensa en bajar los salarios; a los sindicatos, que quieren más clientes para sus chiringuitos, y a los pijos progres, además de a los partidos que apoyan al Gobierno, la complicidad y el auxilio que han dado a las élites globalistas» que, ha denunciado, han alentado los flujos de inmigración irregular hacia Canarias.Una ecuación que ha tenido «el soporte indispensable de los medios de comunicación señaladores de los discrepantes».


Santiago Abascal ha afirmado que Vox logrará dar un «cambio de rumbo» a la deriva de la «inmigración ilegal» en España de forma que «las pateras» dejen de ser «el Caballo de Troya que trae pobreza» al país.


«Frente a la Agenda 2030, traemos la Agenda España», que pasa por la defensa total de las fronteras y por endurecer los requisitos para obtener la nacionalidad española, «un tesoro», ha dicho, que Vox «no está dispuesto a compartir con quien no la merece».


Santiago Abascal también ha abogado por expulsar de España a los inmigrantes legales que delincan, clausurar los centros que acogen a menores extranjeros no acompañados, «perseguir a las ONG que son cómplices de la invasión migratoria» y exigir a la UE que defienda sus fronteras.


El presidente de Vox ha cerrado su mitin diciendo que su partido se opondrá a que «se use la inmigración ilegal para minar los derechos de los españoles».


REBELIÓN EN LA GRANJA.COM

Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo