Demanda colectiva: miembros de la Armada de USA demandan a Biden por el mandato de vacunación

 Los SEAL de la Marina comparecen ante el tribunal para demandar a Biden por el mandato de las vacunas en una importante demanda colectiva



En demandas colectivas separadas, unos 40 miembros de la Armada de los Estados Unidos están demandando colectivamente a la Administración de Joe Biden por los mandatos de vacunación, citando acciones inconstitucionales tomadas por la Administración que violan la ley federal, como la denegación de exenciones religiosas para vacunas de uso exclusivo de emergencia.


En una de las demandas colectivas, los conocidos como “Navy SEAL” representados por Liberty Counsel comparecieron el lunes ante el tribunal, marcando un gran hito en la lucha por la autonomía corporal y la libertad de religión.Su demanda pide a Biden que detenga los mandatos de vacunación para el personal militar sobre la base de negar las exenciones religiosas que el Departamento de Defensa ha concedido rutinariamente al personal militar durante años antes de que Biden entrara en funciones.


Sin embargo, la demanda de Liberty Counsel no sólo defiende a los Navy SEAL. Su demanda también exige que se ponga fin a los mandatos de vacunación para todos los contratistas federales, empleados y miembros del servicio (por ejemplo, los miembros del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, la Infantería de Marina, la Guardia Costera y otros departamentos militares seleccionados) Además, intensificaron sus esfuerzos legales mediante la formación de más de 90 abogados para manejar más casos de amenazas de la Administración Biden a la autonomía corporal y la libertad religiosa en todo el país.


Según Liberty Counsel, los mandatos de vacunación para el personal militar violan la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa, aprobada en 1993, que permite al personal militar, en la mayoría de los casos, negar las órdenes federales que violen sus creencias religiosas.


Además de Liberty Counsel, First Liberty está representando a 35 Navy SEALs en una demanda colectiva separada relativa al mandato de vacunas. Su demanda es similar a la de Liberty Counsel en el sentido de que también alega que el mandato de vacunación de la Administración Biden viola las leyes federales que defienden la libertad religiosa.


First Liberty afirma que la Ley Federal obliga al ejército a permitir exenciones religiosas para cualquier requisito, incluida la vacunación. Por lo tanto, First Liberty afirma en su demanda que el Departamento de Defensa y la Administración Biden están actuando de forma inconstitucional y deben seguir la ley federal y proporcionar exenciones religiosas a aquellos que las soliciten.


El Tribunal Supremo ha dictaminado anteriormente que el Gobierno Federal no puede intervenir en cuestiones de salud, ya que la salud entra dentro del derecho a la intimidad recogido en la Constitución de Estados Unidos.


En una sentencia histórica, el Tribunal Supremo clasificó la salud como un asunto entre una persona y su médico y, por lo tanto, declaró que el gobierno no podía intervenir en una elección de salud personal hecha con el consentimiento de un médico. La salud, según la sentencia, engloba el bienestar físico, emocional y psicológico de un individuo.


Por lo tanto, cualquier decisión de vacunar o rechazar la vacunación podría interpretarse como una elección entre un individuo y su médico y un derecho protegido por la Constitución.

Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo