Los campos de concentración son ya una realidad en Australia

 Lo que están haciendo los líderes políticos de Australia con la población de aquel país, es de lo más aberrante, injustificado, criminal e ilegal que hemos podido ver en los últimos años. 

Sabíamos que estaban imponiendo una dictadura sanitaria terrible, pero ya están llegando a un extremo en el que, o el pueblo se planta, o estamos seguros que no habrá vuelta atrás.

Y es que los campos de concentración con la excusa de los contagios ya están ahí, ya son una realidad para los australianos, empezando con los del norte del país. Según informan varios medios, al ejército australiano ha comenzado a trasladar por la fuerza a los residentes de los Territorios del Norte al campo de cuarentena de Howard Springs ubicado en Darwin, después de que se identificaran nueve, ¡¡nueve!!, nuevos casos de Covid-19 en la comunidad de Binjari. La medida se produce después de que se instituyeran cierres duros en las comunidades de Binjari y la cercana Rockhole el sábado por la noche.


“Los residentes de Binjari y Rockhole ya no tienen los cinco motivos para poder salir de sus casas”, decía el ministro principal del Territorio del Norte, Michael Gunner , refiriéndose a las cinco razones permitidas del país para evitar el encierro (comprar alimentos y suministros, hacer ejercicio hasta por dos horas, cuidado o cuidado, trabajo o educación si no se puede hacer desde casa, y vacunarse en el lugar más cercano posible).


Según Gunner, “solo pueden salir para recibir tratamiento médico, en caso de emergencia o según lo requiera la ley”. Y añadió que, “es muy probable que más residentes sean llevados hoy a Howard Springs, ya sea como casos positivos o como contactos cercanos” y afirmó “ya hemos identificado 38 contactos cercanos de Binjari pero ese número aumentará. Esos 38 están siendo transferidos en estos momentos”.


Parece que en Australia las fuerzas sociales tienen que ponerse ya muy serias con todo lo que está pasando. La locura que se ha instalado en aquel país es impresionante y solo hay una solución, por lo que se está viendo, que el pueblo australiano se enfrente cara a cara con estos psicópatas porque están absolutamente chalados y no van a parar.


El Diestro

Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo