Turbulencia financiera con la Argentina y por el Mundo con Evergrande

 Entre los bonos argentinos en caída y Evergrande, tendríamos doble problema financiero.


Situación de los bonos argentinos y aumento del riesgo país

Los títulos públicos Globales del canje emitidos en dólares bajo ley extranjera retrocedieron hasta 4,7% y llegaron al mismo precio que tenían los bonos en diciembre de 2001

Los bonos de la deuda argentina profundizaron este martes su tendencia a la baja, al tiempo que el índice Riesgo País avanzaba 29 unidades y se ubicaba en los 1.809 puntos básicos. En ese marco, los bonos Globales del canje emitidos en dólares bajo ley extranjera retrocedieron hasta 4,7%, registraron valores mínimos desde que fueron emitidos hace casi 14 meses y llegaron al mismo precio que en 2001.

Algunos de estos bonos emitidos durante el último canje -como el GD35 y el GD46- se pagan USD 30 por cada USD 100, mientras que cuando salieron al mercado cotizaban en torno a los 50 dólares.

Por su parte, los bonos emitidos en dólares pero bajo ley argentina acumulan una caída de hasta 40% en el mercado secundario, respecto de su precio inicial. En este caso, el AL29 perdió 1,8% 4,7%, mientras que el AL35 bajó 1,6 por ciento.

“A 15 meses del canje de deuda con acreedores privados y luego de haber logrado un ahorro de USD 38.000 millones en una década, los bonos valen menos de 33 centavos de paridad, lo mismo que a fines de 2001″, dijo a Infobae Nery Persichini, economista y head of strategy de GMA Capital.

Detrás, hay una probabilidad implícita de default de 97% a 10 años. Las dudas sobre el acuerdo con el FMI y la ausencia de novedades sobre un plan de crecimiento con un sendero fiscal sostenible empujaron al mercado a esperar una nueva reestructuración más agresiva en los próximos años (Persichini)
Cabe recordar que en diciembre de 2001, en medio de una severa crisis económica y política, la Argentina declaró el cese de pagos de su deuda pública. La mora involucró a bonos soberanos por USD 102.000 millones.

En ese sentido, Persichini advirtió: “Detrás, hay una probabilidad implícita de default de 97% a 10 años. Las dudas sobre el acuerdo con el FMI y la ausencia de novedades sobre un plan de crecimiento con un sendero fiscal sostenible empujaron al mercado a esperar una nueva reestructuración más agresiva en los próximos años”.

El analista Gustavo Ber afirmó: “Los bonos continúan presionados y así es que el riesgo país alcanza los 1.800 puntos básicos, lo cual conlleva a acentuar las castigadas paridades a niveles de default partir del clima de incertidumbre política y económica que sigue vigente”.

“Lo de hoy fue una mancha más a la desconfianza que se vienen viendo en la Argentina por los claro problemas estructurales que no se resuelven”, señaló Diego Martínez Burzaco, head coach de Inviu. Según explicó, en los últimos días hubo en los mercados globales una gran aversión al riesgo de los países emergentes, producto de la política monetaria más restrictiva que se viene desde la Fed y eso “deja al descubierto las vulnerabilidades que tiene la Argentina”.

“Es preocupante porque cuanto más caen los bonos más difícil es la recuperación para volver en algún momento a los mercados voluntarios de deuda. Claramente falta muchísimo para que Argentina vuelva alcanzar ese status y, en ese sentido, más condicionante será para la recuperación y crecimiento sostenido del país”, agregó Martínez Burzaco.

Con la reanudación de las operaciones tras el feriado del lunes, los bonos y las acciones profundizaron sus pérdidas, mientras se espera que trasciendan detalles de un plan “plurianual” comprometido por el Gobierno para que el Congreso lo debata en diciembre.

Así, el riesgo país de JP Morgan que mide la brecha de tasas entre los bonos del Tesoro de EEUU y similares títulos emergentes, llegó a avanzar 29 unidades para la Argentina, a 1.809 puntos básicos al mediodía. A las 17, al cerrar el mercado local, alcanzaba los 1.795 puntos.

Entre las principales razones de las caídas de los bonos de hoy los inversores remarcaron desconfianza e incredulidad ante un Presidente políticamente debilitado por las internas dentro de la coalición de Gobierno y la derrota del oficialismo en las elecciones de medio término.

Después de la votación, la propuesta de un plan económico plurianual sonó inconsistente, mientras que el “festejo de la derrota” el Día del Militante peronista, con una Plaza de Mayo colmada, también fue una señal considerada negativa desde lo político.

En tanto, los operadores bursátiles dijeron a Reuters que la debilidad en los activos era reflejo de las intrigas que se generan en Wall Street, ante la urgencia para acordar con el FMI y las incertidumbre que producen la pérdida de la mayoría en el Senado por parte del oficialismo.

“Argentina debe ir a buscar un acuerdo con el FMI que le permita renegociar sus vencimientos y además volver a abrir las puertas al financiamiento internacional, por lo pronto de organismos internacionales”, indicó Invecq Consultora Económica.

Según operadores del mercado, los precios de los bonos en dólares también estaban influenciados por la intervención oficial en el mercado secundario por parte del Banco Central, algo que la entidad dejó de hacer en los últimos días.

Argentina debe ir a buscar un acuerdo con el FMI que le permita renegociar sus vencimientos y además volver a abrir las puertas al financiamiento internacional, por lo pronto de organismos internacionales (Invecq Consultora Económica)
El BCRA había sacrificado reservas entre los 2.500 y 3.000 millones de dólares en 13 meses -desde octubre de 2020 a noviembre de 2021- para frenar los dólares en Bolsa, pero la escasez de divisas obligó a interrumpir esta acción. Sin la intervención del Central -a partir del lunes 15, inmediatamente después de los comicios- los bonos en dólares se hundieron 6% en promedio y los dólares MEP y “contado con liquidación” treparon 15%, bien por encima de los 200 pesos.

La plaza bursátil de Argentina cedió firmes posiciones este martes, debido a las posturas vendedoras que están en línea a las bajas que soportaron los ADR domésticos en la víspera en Nueva York, cuando el mercado financiero local estuvo inactivo por un feriado nacional.

El índice S&P Merval de Buenos Aires cayó un 2,2%, a 83.770 unidades al cierre, luego de perder un 4,3% el viernes, en medio de toma de utilidades.

Al cierre de la Bolsa porteña, los ADR y acciones de empresas argentinas exhibían cifras dispares en Wall Street. Los papeles de Central Puerto encabezaron el rebote, con un 5%, una mejora que se vincula a un reacomodamiento de precios después de las fuertes caídas del lunes. IRSA encabezaba las pérdidas, con un 2 por ciento.

Desde los máximos de 2021, del pasado 10 de noviembre, las acciones argentinas promedian un descenso del 12% en dólares, que llegó a un 25% en el caso de los títulos de bancos privados.

La filial de eléctricos de Evergrande se dispara en bolsa ante la colocación de acciones

Las acciones en Hong Kong de la filial de vehículos eléctricos del endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande, Evergrande New Energy Vehicle, siguieron subiendo hoy en bolsa tras el anuncio de un plan para colocar unos 347 millones de dólares (308 millones de euros) en participaciones.

Los títulos de la subsidiaria se revalorizaron un 14,8 % en la sesión bursátil de hoy, tras hacerlo en un 11 % en la víspera, mientras que los de la matriz repuntaron un 6,55 % después de perder un 1,08 % este lunes.

Los títulos de la subsidiaria caían hoy un 5,6 % poco antes de las 11.00 hora local (03.00 GMT) tras haber repuntado un 11 % en la sesión anterior, mientras que los de su matriz seguían la tendencia contraria: hoy subían un 1,09 % a la citada hora después de retroceder un 1,08 % este lunes.

El pasado viernes por la noche, Evergrande New Energy Vehicle anunció, en un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, la colocación de 900 millones de acciones, que representarán el 8,3 % del total de títulos de la compañía tras la emisión.

El precio por acción será de 3 dólares de Hong Kong (0,39 dólares, 0,34 euros), lo que supone un descuento del 15,01 % con respecto al precio con el que cerraron los títulos en la Bolsa de Hong Kong el mismo día del anuncio.

La empresa destinará lo recaudado "a investigación y desarrollo (I+D) y a la producción de los vehículos de nuevas energías del grupo, facilitando los preparativos para poner en marcha la producción de los vehículos de nuevas energías (de la marca) Hengchi".

Esta es la segunda vez este mes que Evergrande New Energy Vehicle anuncia una colocación de acciones tras efectuar otra por el equivalente a 64 millones de dólares (57 millones de euros).
Tras esta nueva emisión de títulos, la porción de la compañía que controla el Grupo Evergrande pasará del 63,84 % al 58,54 %, explica la subsidiaria en el documento.

Aunque Evergrande New Energy Vehicle todavía no ha vendido ni un solo vehículo, en febrero llegó a alcanzar una valoración bursátil de unos 86.600 millones de dólares, aunque desde entonces ha perdido más de un 94 % ante los problemas financieros de su matriz, que acumula un pasivo superior a los 300.000 millones de dólares.

El fundador de Evergrande, Xu Jiayin, reveló en octubre un plan para reorientar al grupo y que, en los próximos diez años, los vehículos eléctricos sustituyan al sector inmobiliario como principal línea de negocio.

En 2020, el presidente de la subsidiaria, Liu Yongzhuo, aseguraba que el plan era superar a rivales como Tesla y convertirse en el mayor fabricante del mundo, con un millón de vehículos al año hacia 2025 y, además, "con costes mucho más bajos".
Un año más tarde, la situación era muy diferente: a finales de septiembre la compañía reconoció una "grave escasez de fondos" que le llevó a suspender algunos pagos, y también puso fin a sus planes de buscar una salida a bolsa secundaria en Shanghái con la que buscaba conseguir casi 5.000 millones de dólares.

Pese a esto, los planes parecen seguir adelante, y Liu aseguró recientemente que el primer Hengchi estará a la venta en 2022 con las autoridades de la municipalidad nororiental de Tianjin.
Algunos medios especializados apuntaron en las últimas semanas que la compañía había registrado el Hengchi 5 LX, que sería su primer modelo en ver la luz, ante el Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información, un paso clave antes de entrar en producción.

Qué está ocurriendo en el gigante inmobiliario chino que hizo temblar al mundo

La inmobiliaria China Evergrande Group dijo hoy que había reanudado trabajos en más de 10 proyectos de seis ciudades, incluida Shenzhen, una comunicación que se conoce después de que a última hora de la semana pasada pareció evitar el incumplimiento de un pago de cupones de bonos.

La empresa dijo el 31 de agosto que algunos proyectos se habían suspendido por retrasos en el pago a proveedores y contratistas y que estaba en negociaciones para reanudar la construcción.

El domingo dijo en un post en su cuenta de Wechat que algunos de los proyectos en los que había reanudado las obras habían entrado en la fase de decoración interior, mientras que se había terminado la construcción de otros edificios.

Evergrande añadió que sus esfuerzos por garantizar la construcción apuntalarían la confianza del mercado e incluyó varias fotos de trabajadores en diferentes proyectos, con la hora y la fecha sobreimpresas.



El segundo promotor inmobiliario de China también prometió el mes pasado a los posibles compradores que terminaría la construcción de sus viviendas y dijo que las obras de uno de los mayores estadios de fútbol del mundo, en la ciudad sureña de Cantón, avanzaban según lo previsto.


Los problemas de Evergrande han repercutido en todo el sector inmobiliario chino, de 5 billones de dólares, que representa una cuarta parte de la economía según algunas mediciones, con una serie de anuncios de impagos, bajas de calificación y caída de los bonos corporativos.

La crisis de la deuda también está siendo observada por los mercados financieros mundiales, a los que les preocupa un contagio más amplio.



INFOBAE/EFE/CRONISTA COMERCIAL
Agradecería tu colaboración para mantener el trabajo informativo